miércoles, 21 abril 2021
Consultoría

Aumento de la demanda de productos agrícolas: las estrategias financieras que requieren los exportadores mexicanos

Es importante que los exportadores mexicanos de agroproductos estén preparados ante las oportunidades que se abren en esta realidad. Tener bases financieras sólidas será la diferencia entre salir victoriosos en esta batalla

Aun en el contexto de la pandemia, o quizás impulsado por este, México es el principal socio comercial de Estados Unidos en diferentes productos y servicios. El agrícola es uno de ellos. Los últimos reportes del Departamento de Agricultura de la Unión Americana (USDA) ubicaron que las exportaciones agrícolas de México hacia Estados Unidos sumarían 29 mil 500 millones de dólares en el año fiscal 2021.

Esta cifra está reforzada por el último reporte de la Balanza Comercial del INEGI, que da cuenta de que el valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras de México ascendió a 1,803 millones de dólares, monto que implicó un avance de 2.7% a tasa anual. Y resulta interesante ver que el agro mexicano sale al quite ante la adversidad que se vive actualmente.

Lo anterior,  debido a que, de entre los principales productos que están presentando aumentos notables en las exportaciones nacionales, según esta última balanza, los tres mayores incrementos se registraron en productos del campo: fresas frescas, con un 31.3%, pimiento con un 28% y legumbres y hortalizas frescas que mostraron un 25.3%.

Las estrategias financieras hacia el crecimiento

Si bien estos números representan una excelente noticia para el campo mexicano y quienes viven de él, mayores ventas no siempre significan más efectivo disponible, considerando los gastos corrientes que representan el capital de trabajo necesario para cubrir una alta demanda de producción. Si esta demanda supere su capacidad de cobertura, podríamos estar hablando de un hecho catastrófico a nivel de las finanzas de las agroempresas.

El crecimiento de la demanda, en los llamados picos de ventas, especialmente en negocios con actividad exportadora, siempre requerirán de decisiones clave para garantizar la capacidad financiera para cumplir con la demanda y contar con la liquidez necesaria para solventar los gastos operativos que van desde pago a proveedores, hasta la nómina de su equipo de trabajo.

A continuación, me gustaría enlistar tres estrategias primordiales que recomiendo a los exportadores tener en cuenta, de cara al crecimiento de ventas internacionales o requerimientos extraordinarios de producción:

  1. Priorizar el acceso a capital de trabajo. El crecimiento de tu demanda implica que tendrás mayores costos operativos y, aunque reportes más entradas de dinero, no todo ese capital es efectivo contante y sonante, sobre todo de manera inmediata. Por ello, un indicador importante que debes tener presente es tu liquidez. Asegúrate de tener un flujo de efectivo positivo para operar sin complicaciones mientras son saldadas tus cuentas por cobrar.
  • Buscar nuevas fuentes de capital.  Mientras que las ventas pueden variar, tus costos fijos se mantienen constantes y estables. Pero, ante eventualidades que sobrepasen tus finanzas, lejos de pensar en adquirir un crédito (el cual implica deuda y puede sobreapalancarte), puedes optar por alternativas de financiamiento a corto plazo para asegurar tu capital de trabajo. Investiga sobre todo aquellas opciones que no impliquen poner en riesgo tu patrimonio como un colateral y que cuenten con seguros comerciales que respalden las operaciones internacionales; esto puede ser la diferencia entre pérdidas y ganancias.
  • Ofrece una “ventaja” a tus compradores. La flexibilidad de ofrecer esquemas de pago cómodo a compradores es una gran herramienta en el comercio global, considerando que muchos clientes querrán comprar grandes volúmenes y requerirán de tiempos importantes para financiarse a sí mismos a través de proveedores como tú. Si bien es cierto que esto puede ser complicado para el vendedor, también es cierto que brinda una ventaja competitiva. Para encontrar un balance, el financiamiento de tus facturas es, una vez más, una manera eficiente de lograrlo: con factoraje puedes recibir adelantos de tus pagos, sin dejar de ofrecer esquemas de pago a plazos extendidos.

Escrito por Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México


Sobre Drip Capital
Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip Capital es una empresa fintech especializada en financiamiento de empresas. A través de una plataforma tecnológica que simplifica el proceso de aprobar y financiar clientes, Drip Capital reduce los costos de financiamiento y minimiza los riesgos para las empresas que buscan vender sus productos de manera local e internacional. Drip Capital forma parte de la asociación global de empresas financieras Factors Chain International y del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, COMCE.