sábado, 31 octubre 2020
Investiga

C-TPAT: facilitando el comercio seguro

El Customs Trade Partnerchip Aganinst Terrorism (C-TPAT) es una iniciativa del gobierno de Estados Unidos que pretende mitigar los distintos riesgos de seguridad, tales como el terrorismo, el tráfico de drogas y personas; que pudieran darse a través de la actividad comercial internacional, los actores involucrados y las distintas áreas de la cadena de suministro.

México comparte 3,158 km de frontera, al norte con Estados Unidos y al sur 1,130km con Guatemala y Belice. En ambas fronteras se han desarrollado diversos sucesos que plantean un reto para el resguardo de la soberanía de nuestro país, el mantenimiento del orden, la integridad y seguridad de las personas que residen o transitan estas regiones. En este sentido, el reordenamiento de las fronteras se ha vuelto una prioridad.

Las fronteras representan el límite de la soberanía de un país, pero, además son el punto de registro y control de mercancías y/o personas que la transitan, así mismo cumplen una importante función recaudatoria, a través de sus aduanas. Las fronteras sirven sino como elemento para promover la seguridad, evitando la entrada o salida de mercancías, personas y capitales de forma ilegal. Es así que, la viligancia y el control deben estar reguladas y ser permanentes, además de obedecer a una planificación basada en la cooperación y asistencia de los Estados que colindan.

Un evento muy significativo para temas de seguridad fue justamente el atentado del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, que dio como consecuencia la iniciativa del C-TPAT, para reforzar las practicas aduaneras que faciliten el comercio seguro a fin de garantizar protección de las fronteras y la cadena de suministro para protegerla en contra del terrorismo. A partir de este suceso, se desarrollo una cooperación sin precedentes para incrementar la vigilancia a toda aquella mercancía de exportación transportada hacia este país.

Los objetivos del Programa se cumplen a través de la cooperación estrecha entre los diversos actores que participan en la cadena de suministro internacional, tales como importadores y exportadores americanos, transportistas de Estados Unidos, Canadá y México, agentes aduanales americanos y mexicanos, operadores en las terminales, consolidadores de carga, intermediarios y empresas manufactureras. Esto ha implicado la certificación de más de mil compañías mexicanas que representan 80% del valor del comercio internacional de mercancías.

Dentro de los aspectos que se evalúan para obtener dicha certificación son:

  • Control estricto de la cadena de suministro.
  • Medidas de seguridad en contenedores y remolques.
  • Seguridad en sus instalaciones.
  • Seguridad en procesos internos y en sus sistemas de información.

Y actualmente, el programa permite a empresas mexicanas de manufactura, transportistas y operadores logísticos poder certificarse.

Las empresas que pertenecen al C-TPAT son consideradas de bajo riesgo, hay menos probabilidades de que sean examinadas por la Protección de Aduanas y Fronteras de Estados Unidos. Además, gozan de un tiempo de espera mas corto en la frontera y tienen acceso a los Carriles FAST (Free and Secure Trade)  en las fronteras terrestres. Por otro lado, estas empresas trabajan conjuntamente con la Protección de Aduanas y Fronteras del gobierno estadounidense a fin de detectar brechas de seguridad, llevar a cabo medidas de seguridad específicas y mejores prácticas, así como para hacer evaluaciones periódicas para disminuir los riesgos de seguridad y combatir el terrorismo. De esta forma, se trabaja en conjunto para alinear la seguridad en toda la cadena de suministro.

Un sistema de gestión de la seguridad de la cadena de suministro permite proteger tu negocio de amenazas como la piratería, el terrorismo o el robo, ya que uno de los aspectos más importantes de la gestión de la seguridad y de dicha certificación es que se incluyen procesos como validar las credenciales de los proveedores, proteger la carga y asegurar el transporte de esta.  

Escrito por Libertad Rivera