Consultoría

¿Cómo el Blockchain mejora el comercio internacional?

En términos simples, el blockchain o cadena de bloques es una base de datos para facilitar y legitimar los procesos de registro de transacciones, lo que ayuda a dar seguimiento de los activos de una red de negocios mediante vías digitales.

Con esa definición, lo primero que viene a la mente es, naturalmente, su uso para criptomonedas pues, al tratarse de datos compartidos y transparentes que se almacenan en un libro mayor inalterable garantiza la seguridad al utilizar este tipo de monedas digitales.

Pero sus usos y aplicaciones tienen un espectro aún más amplio. En el caso del sector privado, el uso de estas redes permite a las empresas de todos los sectores tener:

  • Una fuente de información confiable, segura y eficiente sobre pagos, cuentas, pedidos y detalles de producción.
  • Contratos inteligentes: Un conjunto de reglas almacenadas en el blockchain y ejecutadas de forma automática que puede definir las condiciones de transferencias, términos de seguros, condiciones especiales, etcétera. Todos los miembros de la red toman consenso sobre la precisión de los datos.
  • Registros inalterables: Ninguno de los participantes puede realizar cambios o falsificar transacciones una vez que estas se graben en el libro mayor compartido.

Todo eso, de gran valor para uno de los puntos más estratégicos de todas las empresas: las cadenas de suministro.

El blockchain y la cadena de suministro

El comercio internacional es una parte fundamental del desarrollo de la economía global. Su regulación depende de las normativas nacionales e internacionales, por lo que está sujeta a la aplicación de sistemas y procesos de gestión convencionales que, por lo general, son lentos y hasta pueden resultar ineficientes.

Y para muestra de ello, un botón: la cantidad de documentos que deben ser entregados y analizados a las instancias regulatorias, aduanales y fiscales pueden adquirir tintes descomunales, lo que retrasa las transacciones financieras y las operaciones logísticas.

Como consecuencia a todo esto, se acentúan limitantes y obstáculos para que las empresas (especialmente PyMEs) robustecen sus operaciones de comercio a nivel global.

Es ahí donde el blockchain puede resolver esta problemática.

Dada la rapidez de las transacciones y la gestión eficiente de la información en el blockchain, las empresas que requieran gestionar importaciones y exportaciones podrán realizar todos sus movimientos comerciales sin un intermediario, lo que permite descentralizar el proceso de gestión, facilitar las transacciones y, por ende, reducir el tiempo invertido tanto en los procesos financieros como en las operaciones logísticas.

Uno de los jugadores de este ecosistema que ha entrado de lleno a la digitalización y análisis de data, con base en el blockchain, es la plataforma digital TradeLens, que ha permitido el uso de redes de transportistas conectados y la realización de conocimientos de embarques electrónicos (eBL), con el fin de facilitar los trámites de transacciones comerciales únicamente utilizando vías digitales.

En Drip Capital sabemos que simplificar el comercio global comienza por facilitar el acceso al financiamiento, pero también requiere innovar en la manera en que el comercio se ejecuta. Por ello, creamos una alianza estratégica con TradeLens creando un puente para que llegue la transformación digital a la cadena de suministro y se permita la realización de transacciones seguras y confiables con la cobertura de trámites que pudieran parecer engorrosos, pero que son necesarios en los procesos internacionales.

Además de acelerar los procesos administrativos, el blockchain puede contribuir a sentar las bases para incrementar las posibilidades de acceso a capital para las PyMEs y eficientar el financiamiento al comercio para todos los involucrados, lo que sin duda mejorará la competitividad y cerrará muchas brechas.

Escrito por Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México


Sobre Drip Capital
Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip Capital es una compañía fintech que está transformando el financiamiento para el comercio global al proveer a negocios pequeños y medianos (PyMEs) acceso a capital de trabajo. Drip Capital ofrece soluciones de financiamiento al comercio en mercados como Estados Unidos, India, México y, desde 2021 en Ecuador
Ha financiado más de 2 mil millones de dólares en transacciones globales y trabaja con más de 3500 vendedores y compradores en +80 países, además de recaudar +520 millones de dólares en levantamiento de deuda y capital de riesgo