miércoles, 21 octubre 2020
Consultoría

Cómo importar textiles y no morir en el intento

La industria textil es uno de los sectores más importantes en México, razón por la cual los importadores deben estar preparados para realizar este tipo de operaciones.

Es importante cumplir con las regulaciones y restricciones no arancelarias (RRNA)  las que se sujetan los textiles, ya que por el desconocimiento de ellas muchas prendas caen en abandono ante la aduana o bien causan retrasos significativos en los tiempos de entrega.

A partir del aumento de las importaciones de textiles y debido al bajo costo que ofrecen los proveedores en el extranjero, el gobierno federal por medio de la Secretaria de Economía y la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, creó estrategias para contrarrestar el daño a la industria nacional que podría causar esta práctica desleal, mejor conocida en el medio como dumping.

Es por eso que explicaremos la manera de importar textiles sin tener dolores de cabeza.

  • Verificar con un agente aduanal especializado en textiles, la fracción arancelaria que le corresponderá al producto, para ello será necesario proporcionarle fotos y composición detallada de la tela.
  • Contar con padrón de importadores y padrón de importadores sectorial (textil) se deberá de contar con el padrón cuando la fracción arancelaria a importar este entre los capítulos 50 al 63 de la TIGIE.Revisar si el producto está sujeto a precio estimado.
  • En caso de ser así se deberá garantizar por medio de la cuenta aduanera la diferencia entre el valor unitario de la mercancía plasmado en factura y el precio estimado establecido por la SHCP.
  • Confirmar si se requiere de permiso automático, es importante mencionar que solo aplicará si se trata de importación definitiva y si el precio unitario de mercancía es inferior al precio estimado. El permiso tendrá una vigencia de 60 días a partir de su emisión.

Cumplir con la norma oficial mexicana: NOM-004-SCFI-2006, Información comercial-Etiquetado de productos textiles, prendas de    vestir, sus accesorios y ropa de casa.

Para cumplir con esta norma el importador podrá optar por distintas opciones entre las más destacadas están las siguientes.

  1. Etiquetar por medio de la Agencia Aduanal la mercancía que no cumpla con la NOM, dentro del recinto fiscal.
  2. Realizar una solicitud de verificación para la UVA para que lleve a cabo el dictamen de cumplimiento de etiquetado en el recinto del importador, es importante mencionar que para este paso el importador deberá trabajar en conjunto con la unidad de verificación para que el etiquetado quede listo en un plazo menor a 15 días, aproximadamente.

Otra opción si se tiene buena relación con el proveedor, se podría solicitar que envíe la mercancía etiquetada de tal manera que cumpla con esta norma, lo cual podría ahorrar tiempos al importador.

La opción a seguir dependerá del costó y también de los tiempos, cada preferencia y prioridad dependerá de cada importador.

Podemos decir entonces que la importación de textiles no es un dolor de cabeza como muchos suelen describirlo, pero es primordial contar con la información adecuada a fin de agilizar el despacho y anticiparse a cualquier contratiempo.

Colaboración de: Carmen Gabriela Juárez Sillé, Maestrante de la Maestría en Alta Dirección y Operación Logística del Instituto Universitario CAAAREM