Investiga

¿Cómo sé que mi empresa se encuentra lista para exportar?

La exportación es uno de los principales motores de la economía de México, ya que además de permitir el crecimiento de las empresas, también representa grandes oportunidades para el desarrollo del comercio exterior del país.

En ese sentido, es vital pensar en cómo las empresas deben alinearse con regulaciones, procesos y requisitos cuando se busca llevar productos a otros países.

Si bien podemos notar que la exportación de bienes produce nuevas oportunidades y ventajas competitivos para las empresas, es necesario aclarar que estas también implican una preparación previa del negocio y una planeación óptima para abrirse paso hacia nuevos mercados, asumiendo que los beneficios no serán inmediatos, sino que tardarán hasta volverse perceptibles a mediano y largo plazo.

Si consideras que tu empresa está lista para exportar, entonces debes de tener claro que necesitas contar con los siguientes requisitos:

Estudios de mercado:

Para determinar si tus productos o servicios funcionarán en un mercado extranjero, debes tener en cuenta aspectos como el proceso logístico, el medio de transporte, si los productos/servicios son requeridos en tu destino de exportación; si existen leyes, reglamentos o regulaciones para el producto que estás por ofrecer; además de estudios económicos, políticos y sociales para determinar la viabilidad del desarrollo de tu negocio en ese país.

Plan de negocios para exportar:

La idea de la planeación es determinar qué tan beneficioso será para el negocio la entrada a un nuevo país, además de plantear posibles escenarios y reducir la incertidumbre con respecto a las operaciones logísticas y mercantiles.

Su realización es muy sencilla, ya que se plantea desde seis verticales que permiten conocer el estado actual de la empresa, las características del lugar de exportación y algunas proyecciones y perspectivas con respecto al desarrollo financiero del negocio. Así, podemos realizar la planeación con los siguientes puntos:

  1. Análisis de riesgo. Brinda un panorama general de los riesgos de cada destino comercial. En este se debe incluir también los riesgos específicos de cada transacción y la posibilidad de complicaciones en el proceso logístico y financiero.
  1. Capacidad financiera. Se analiza cuánto dinero se requiere invertir para poder cumplir con las metas de exportación y con los costos que ayuden a concretar el plan de negocios.
  1. Valor del producto. Con base en la naturaleza del producto que exportamos, define un precio que cubra las operaciones y los costos de hacerlo llegar a otro país, sin dejar de ser competitivo en el destino.
  1. Ciclo de exportación: La idea de este punto es calcular el capital requerido para exportar, considerando situaciones como la solicitud de créditos por parte de los compradores y el uso de sistemas de financiamiento para tener mayor liquidez.
  1. Presencia de marca: Una estrategia que puede generar cierto nivel de confiabilidad sobre los productos es  contar con presencia en un sitio web, redes sociales y medios digitales. Con ello, se atraerá a más clientes y se potenciarán las ventas.
  1. Proyecciones financieras: Un plan sólido de exportación debe mirar al corto, mediano y largo plazo. Esto significa que, a su vez, se deben realizar mediciones continuas de indicadores clave para ajustar las metas y expandir las capacidades operativas y de exportación.

Considerar los requisitos de exportación:

Antes de comenzar a comercializar en el extranjero, se deben considerar los documentos y requisitos exigidos por el gobierno para cada exportador. En México, algunos requerimientos básicos solicitados por las autoridades son: 

  • Registro en el RFC
  • Estar inscrito en el padrón de exportadores sectorial en caso de ser necesario
  • Contratar los servicios de un agente aduanal
  • Que los productos cuenten con un código basado en el  Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA)
  • Contar con documentos como facturas comerciales, pedimento, carta porte, encargo conferido, certificados de origen. lista de empaque, entre otros.

Saber si se está listo para exportar requiere evaluar la capacidad de ofrecer productos y operar de manera competitiva en un contexto internacional. Es necesario recordar que el acercamiento con expertos en el tema puede facilitar el proceso de exportación y el desarrollo de relaciones internacionales que propiciarán el crecimiento del negocio.

Escrito por Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México.

Sobre Drip Capital Latinoamérica

Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip Capital es una empresa fintech especializada en financiamiento. A través de una plataforma tecnológica que simplifica el proceso de aprobar y financiar clientes, Drip Capital reduce los costos de financiamiento y minimiza los riesgos para las empresas que buscan vender sus productos de manera local e internacional. Drip Capital tiene presencia en México, India, Emiratos Árabes y, desde agosto de 2021, en Ecuador. Ha financiado más de 1500 compañías que exportan sus productos a más de 80 países en todo el mundo. Forma parte de la asociación global de empresas financieras Factors Chain International.