lunes, 13 julio 2020
Logística

Disminución de la carga operada por puertos mexicanos en 2019

Uno de los principales indicadores de la actividad económica del país, ha sido tradicionalmente el comportamiento observado por el transporte de carga en su conjunto. De esta forma, se puede vaticinar si la economía presenta tendencias de crecimiento o bien acusa una ralentización de su dinamismo.

En nuestro país el modo carretero que representa al autotransporte, es uno de los más sensibles ya que su participación global ronda el 56%, seguido por el marítimo con un 32%, el ferroviario con un 12% mientras que, en términos de toneladas, el aéreo apenas alcanza un 0.1% del total.

En ese sentido, hoy, cuando la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante de la SCT, reporta que el movimiento de carga por el modo marítimo, que engloba la transportación por barco, así como las operaciones de carga y descarga en los distintos puertos, presenta una disminución global en el año de 2019 del -4.3% comparado con el mismo periodo de 2018, significa que la economía está mostrando signos no solo de estancamiento sino de una franca disminución.

La interconexión entre los distintos modos que atienden los movimientos complementarios por vía terrestre a partir del arribo o salida de mercancías por los diferentes puertos, también se ve afectada ya que indica que tanto el modo carretero como el ferroviario registraron seguramente una reducción en su crecimiento.

En el análisis de las cifras reportadas por los puertos en términos de los distintos segmentos de carga se denota una reducción del -7.6% en petróleo y derivados, lo que refleja que la exportación de crudo ha disminuido de manera significativa lo que ha impactado este renglón aún a pesar de que la importación de combustibles acusa una tendencia creciente desde hace al menos un lustro, si tomamos en cuenta que este segmento representa casi el 40% del total de las mercancías movidas por el sistema portuario nacional.

Por lo que respecta al flujo de minerales -que participan con un 24.1% del total de carga por puertos-, estos muestran una disminución del 2.6% entre ambos periodos mencionados. Lo anterior es producto de una baja en las importaciones de carbón mineral y una débil recuperación de la exportación de mineral de hierro, además del comportamiento mixto en otros productos como los fertilizantes, el azufre y el coque de petróleo entre otros.

En cuanto a la carga general contenerizada, la cual contribuye en un 17.3% del tonelaje total operado en los recintos portuarios del país, se reporta un -2.4% respecto del tonelaje registrado en el periodo anual de 2018. Mientras que en el manejo de cajas medidas en TEU´s el registro superó los 7 millones de unidades lo que en términos anuales representa un avance del 1.7%, siendo uno de los dos rubros que muestran incremento, lo cual refleja si bien un mayor dinamismo del comercio exterior, este lo hace a un menor ritmo que en periodos anteriores.

Por lo que hace a la carga general suelta, cuya participación en el total se sitúa en un 9.0%, lo alcanzado en 2019 representa una cifra 2.7% menor respecto del registro del año 2018. Por su parte los automóviles presentaron una contracción de 0.5% en el movimiento de vehículos, totalizando 2 millones 016 mil 012, en contraste con los 2 millones 026 mil 334 registrados en 2018. Finalmente, las cifras muestran un incremento en el manejo de fluidos diferentes del petróleo, el cual contribuye con el 4.7% del total, con un avance del 2.3% respecto a lo registrado en comparación con el mismo periodo del 2018.

En resumen, el tonelaje total de carga movido durante el 2019 por los puertos mexicanos fue de 302 millones 931 mil 411 toneladas, lo que contrasta con las 316 millones 424 mil 409 toneladas que se registraron en 2018. Si comparamos los indicadores de los últimos 4 años, encontraremos que en 2015 se obtuvo un alza de 1.1%; para 2016 fue de 1.6%; en 2017 de 3.5%; y, en 2018 de 2.9 por ciento.

Por otra parte, los indicadores de la carga ferroviaria arrojan que en los primeros 11 meses de 2019, el movimiento se redujo en un 2.2% comparado con el mismo periodo del 2018, al totalizar 115 millones 142 mil toneladas frente a los 117 millones 678 mil del año previo. Al analizar los componentes de esas cifras encontramos que el 30% provino del manejo de carga en el Servicio Regular Doméstico -único rubro con crecimiento-, con un acumulado en los nueve meses referidos de 2019, de 34 millones 060 mil toneladas, 1.6% más que las 33 millones 539 mil toneladas del año anterior.

Mientras que el 70% restante lo aportó el manejo de carga en el Servicio Regular Internacional, el cual sumó 81 millones 082 mil toneladas, una diferencia de -3.6% ante las 84 millones 139 mil toneladas del año 2018. En este último rubro, la carga de importación aportó al Servicio Regular Internacional el 75% al totalizar 60 millones 528 mil toneladas en 2019 con una ligera disminución de 1.4% respecto de las 61 millones 416 mil toneladas del año inmediato anterior.

El 25.6% restante lo aportó el manejo de carga en exportación, la cual finalizó enero-noviembre de 2019 con un acumulado de 20 millones 554 mil toneladas, lo que generó una baja de -9.5% frente a las 22 millones 723 mil toneladas del año 2018. Es importante señalar que el tráfico ferroviario en su conjunto, se vio severamente afectado por los bloqueos sufridos en la línea que parte del Puerto de Lázaro Cárdenas hacia el Bajío, Toluca y la CDMX, por parte de los maestros manifestantes que impidieron el tráfico ferroviario por esa importante ruta durante más de 30 días.

Por su parte el autotransporte federal de carga, si bien no presenta cifras negativas en su crecimiento anual, si reporta un menor dinamismo de crecimiento al pasar de un promedio del 3.8% en los primeros 9 meses de 2018 a un escaso 2% hacia finales del 3er trimestre de 2019.  

En cuanto al crecimiento de la flota vehicular, en el año que recién terminó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio a conocer que se emplacaron 17 mil 937 tractocamiones del Servicio Público Federal (SPF), mientras que para el transporte privado (TP) se registraron mil 222. Esto es congruente con las cifras reportadas por la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), que al cierre de 2019 informó que se desplazaron 18 mil 476 tractocamiones, un 9.5% por arriba del año previo en donde se colocaron 16 mil 878 unidades.

Por lo que respecta al transporte aéreo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), reportó que el tráfico acumulado de carga aérea en México durante el periodo enero-noviembre de 2019 sumó 710 mil toneladas, una caída de 6.7% en comparación con el mismo periodo de 2018. De acuerdo con las cifras de la SCT, el 84% del volumen de carga aérea reportado en México derivó del Servicio Regular Internacional con 595 mil toneladas, una disminución de 7.5% ante las 643 mil toneladas del año que antecedió. Mientras que el 16% restante lo aportó el Servicio Regular Doméstico, con un manejo de 115 mil toneladas, un decremento de 3.3% ante las 119 mil toneladas del año anterior.

Esperemos que con la ratificación del T-MEC por parte de los 3 países firmantes, el sector de transporte de nuestro país, registre cifras positivas de crecimiento durante 2020.

Escrito por Sergio García