domingo, 24 enero 2021
Consultoría

Exportaciones de México en 2020: principales tendencias relevantes para los pequeños exportadores

En un año complejo para la economía y el comercio internacional, estas son dos tendencias clave que Drip Capital detectó y que serán clave para las PyMEs exportadoras durante 2021

Para la economía en general y, en especial para el comercio exterior, 2020 ha sido un año difícil marcado por una crisis sin precedentes: la pandemia del COVID-19. En el caso de México, los retos fueron evidentes en diversos frentes.

De acuerdo con datos recopilados por la balanza comercial durante la primera mitad del año, México exportó 183 mil 53 millones de dólares, es decir 19.5% menos que el mismo periodo del año pasado.

Durante mayo, las ventas a Estados Unidos cayeron 53.5% a tasa anual y, para septiembre, perdimos momentáneamente nuestro lugar como el principal socio comercial de Estados Unidos ante China.

Tomando en cuenta que el texto mismo del T-MEC reconoce el papel de las PyMEs  en el mantenimiento del dinamismo y mejoramiento de la competitividad, tomar en consideración el desempeño de las empresas pequeñas y medianas en el comercio internacional también es relevante.

En este contexto, las PyMES han tenido también un escenario complejo, pero han sabido adaptarse a pesar de las caídas en ventas (nacionales y en sus negocios de exportación), la parálisis de las cadenas productivas en las que se involucran y la reducción de opciones para acceder a capital que las ayude a navegar la crisis.

Drip Capital identificó tendencias clave en las exportaciones de México, especialmente importantes para las PyMEs exportadoras, las cuales pueden aprovechar durante 2021.

Exportaciones de agroalimentos

Según muestra la balanza comercial, en la primera mitad de 2020, la mayoría de productos que tuvieron incrementos anuales corresponden a exportaciones del campo: el mango tuvo uno de los mayores aumentos (66.7% en abril), seguido por las cebollas y ajos (26.9% en abril y hasta 63.6% en mayo).

Otros productos que supieron navegar la crisis fueron el aguacate y el café verde en grano. El aguacate pudo crecer sus exportaciones 56.2% en marzo y otro 4.9% en abril. Por su parte, a pesar de una caída de 38.6% en enero, el café se recuperó con incrementos de 52.7%, 51.4% y 88.3%, en abril, mayo y julio, respectivamente. De la misma forma el jitomate reportó crecimientos anuales continuos de 78.6% (junio), 32.2% (julio), 27% (agosto) y 42.3% (septiembre).

Si bien estos aumentos atienden también a temporadas altas cíclicas de exportación, los aumentos anuales representan un logro importante a pesar de la crisis y contribuyen a la consolidación de México como uno de los grandes proveedores de alimentos mundiales.

De hecho, de acuerdo con datos enmarcados en la presentación del Atlas Agroalimentario 2020, México es el séptimo exportador mundial y alcanzó su superávit comercial más alto en 25 años, al superar los 8 mil 824 millones de dólares.

Las afectaciones en cadenas productivas


Muchas empresas mexicanas, entre ellas las PyMEs, se han sumado a relevantes cadenas productivas internacionales. Es el caso del sector automotriz el cual se encuentra en el rubro más destacado de exportaciones mexicanas, pues los automóviles son la principal exportación del país con 11.5% del total, lo que se traduce en cerca de 50 mil 700 millones de dólares, de acuerdo con el Observatorio de complejidad Económica.

Este año, con la entrada en vigor de la versión renovada del Acuerdo Comercial de América del Norte (T-MEC), las PyMEs pueden reforzar sus ventajas al estar incluidas en las cadenas de valor (al ofrecer servicios o ser proveedores) considerando que para el sector de manufactura automotriz se requiere un 75% de contenido regional y hasta 40% de contenido laboral.

A pesar de los descensos continuos en exportaciones del sector automotriz (de marzo a agosto tuvo caídas de entre 5 y 90.1%), la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) ya perfila cifras de recuperación desde octubre: el ensamble de autos registró un crecimiento anual de 8.9%  y las  exportaciones de  8.23%.

En adelante, las PyMEs que colaboran de cerca en estas cadenas tienen un camino claro para consolidar su presencia, recuperarse y convertirse en jugadores clave.


Sobre Drip Capital

Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip Capital es una empresa fintech especializada en financiamiento de empresas. A través de una plataforma tecnológica que simplifica el proceso de aprobar y financiar clientes, Drip Capital reduce los costos de financiamiento y minimiza los riesgos para las empresas que buscan vender sus productos de manera local e internacional. Drip Capital forma parte de la asociación global de empresas financieras Factors Chain International y del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, COMCE.