Lunes, 17 diciembre 2018
Investiga

Los beneficios para los Recintos Fiscalizados Estratégicos buscan promover la competitividad de la industria maquiladora de exportación

El Recinto Fiscalizado Estratégico (RFE) es una figura a la que se le dará una renovada energía y aplicación, para verla proliferar como un instrumento de competitividad en el comercio exterior tanto en la frontera como en otras zonas del país, gracias a las medidas incluidas en el Decreto para el fomento de este esquema, expresó el Dr. Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público.

Lo anterior durante la inauguración del foro Recinto Fiscalizado Estratégico (RFE), propuesta de ampliación de beneficios, en el que reconoció la capacidad innovadora que tienen los empresarios mexicanos y la industria exportadora de México.

Estas modificaciones, señaló, provienen de un diálogo intenso y cercano con distintas instancias del sector privado, y lo que se quiere en este foro como autoridades es recoger las opiniones del sector privado respecto a lo que se debe hacer para que efectivamente el Recinto Fiscal Estratégico, esté a la altura de aquellas expectativas de cuando se anunció hace más de una década.

“Lo que estamos buscando es darle una nueva vida, dinamizarlos y sobre todo que haya más Recintos Fiscalizados Estratégicos, porque si bien los números muestran casos concretos de éxito, también muestran que ha sido una figura que se ha utilizado prácticamente muy poco”, e indicó que a la fecha se encuentran autorizados 12 recintos, pero solamente operan tres.

Asimismo, el Secretario Videgaray afirmó que se trata del lanzamiento de una figura de comercio exterior moderna, tipo Zona Franca de localización flexible, como las ya implementadas en los Estados Unidos, que permitirá generar ahorros significativos a la industria maquiladora.

Por su parte, el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, expresó que en momentos importantes de la historia económica de México ha sido el sector exportador el que nos ha sacado adelante. En este sentido indicó que el Decreto del 4 de febrero pasado sobre el recinto fiscalizado estratégico incide en la vida de las empresas y las industrias maquiladoras y manufactureras de exportación IMMEX.

Añadió que IMMEX representan el 75 por ciento de nuestra capacidad exportadora, con sus más de seis mil 500 establecimientos que en forma conjunta sus exportaciones y su producto superan por 10 los ingresos por turismo, por 12 las exportaciones petroleras y por 6 las remesas que recibimos del exterior.

Estos no son cifras solamente, es también impacto en la vida de muchos mexicanos. Los empleos generados por empresas IMMEX son más de 2 millones 600 mil en el país, expresó.

En materia de inversión extranjera, dijo el Titular de Economía, en la primera parte de este gobierno, llega a más de 100 mil millones de dólares. Un 58 por ciento viene destinado a la industria manufacturera, en su mayor parte industria manufacturera de exportación.

El comercio exterior de México representa más del 63% del PIB. El 2015 nos dice que el crecimiento del país está sostenido por el comercio exterior y que es el sector exportador quien una vez más está sacando el país adelante como lo hizo durante la crisis económica mundial del 2008. La industria maquiladora representa el 75% de nuestra capacidad exportadora, 6500 empresas superan por 10 los ingresos que tiene México por turismo, por 12 las exportaciones petroleras y por 6 las remesas que recibimos del exterior. Los empleos generados por empresas IMMEX son más de dos millones 600 mil en el país y han aumentado su capacidad de poder adquisitivo en la economía nacional.  La inversión extranjera, más de 100 mil millones de dólares en lo que va del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, el 58% viene destinado a la industria manufacturera, principalmente de exportación, expuso el Secretario de Economía, Ildelfonso Guajardo Villarreal.

Por ello, “los cambios al marco normativo de los Recintos Fiscalizados Estratégicos fueron diseñados en 4 ejes: el fiscal, el operativo, el administrativo y la facilitación del cumplimiento de obligaciones, porque buscamos mejorar la competitividad de estas empresas exportadoras. Estas medidas impulsadas por la Secretaría de Hacienda se adelantan incluso al Acuerdo de Facilitación de Comercio de Bali de la OMC que busca poder ahorrar 12% a nivel mundial y en Latinoamérica 16% en la logística del comercio internacional. Este tipo de medidas generan empleos e inversión” dijo el Secretario de Economía.

Mientras tanto, Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador empresarial (CCE), mencionó que el RFE es un instrumento valioso para fortalecer la competitividad de la industria establecida en México; en particular la productividad en aquellos rubros como operaciones orientadas a los mercados internacionales, o bien con una estrecha relación con los mismos a través del abatimiento de los costos de logística y la mejora de la eficiencia de procesos como los aduanales.

“Se trata con todo esto, precisó, de maximizar la ubicación geoestratégica de México en materia de logística y comercio internacional, de consolidarnos como puente, y más aún como pieza central en los flujos de los mercados más grandes del mundo con los que México tiene contacto”, dijo.

Las principales modificaciones incluidas en el Decreto del 4 de febrero, resultado de la voluntad de la Secretaría de Hacienda por fortalecer este esquema, son: obtención inmediata de la certificación contemplada en la Ley de Impuesto al Valor Agregado y la Ley de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios; posibilidad de introducir a dichos recintos mercancía nacional o nacionalizada sin que se considere como exportada; viabilidad de que una empresa IMMEX se instale en el recinto; agilizar las autorizaciones para el uso de los recintos mediante prórrogas automáticas; y que la mercancía pueda permanecer hasta por un plazo de 60 meses en México.

Los Agentes Aduanales de México están listos para impulsar el uso los Recintos Fiscales Estratégicos y destacó los beneficios y oportunidades que traen consigo, tales como:

  • Atraer Inversiones de Capital.
  • Utilización por parte de las empresas IMMEX de instalaciones de RFE en desuso.
  • Mayor volumen de operaciones para las aduanas interiores, lo que haría más fluido el comercio en las fronteras.
  • Promover la transferencia de tecnología.
  • Crear polos de desarrollo en determinadas regiones del país.
  • Mejorar el nivel de la mano de obra calificada de los mexicanos.
  • Su ubicación puede ser detonante para el proyecto de zonas económicas especiales.

 

La Ley Aduanera y el Decreto para el fomento del Recinto Fiscalizado Estratégico y del régimen de recinto fiscalizado estratégico, contemplan los siguientes beneficios:

Fiscales:

  • No se pagan los impuestos al comercio exterior ni las cuotas compensatorias, salvo en el caso de mercancías al territorio nacional bajo un programa de diferimiento.
  • Las mermas resultantes de los procesos de elaboración, transformación o reparación no causarán contribución alguna ni cuotas compensatorias.
  • Los desperdicios no retornados no causarán contribuciones siempre que se demuestre que han sido destruidos.
  • Certificación inmediata en materia de IVA/IEPS bajo cualquiera de sus modalidades (A, AA o AAA) siempre que se presente la solicitud correspondiente, con la finalidad de no pagar dichos impuestos al momento de destinar mercancía a este régimen aduanero.
  • El pago por concepto de Derecho de Trámite Aduanero será de 1.76 al millar para activo fijo y una cuota fija para el resto de la mercancía.
  • Se podrá introducir al RFE mercancía nacional o importada en definitiva para almacenaje, exhibición, venta y distribución, sin que estas se destinen al régimen de RFE, las cuales no se considerarán exportadas.
  • El IGI que se determine en la extracción de maquinaria y equipo del RFE para importarse definitivamente podrá determinarse considerando el valor en aduana al momento de la introducción al régimen aduanero, disminuyendo dicho valor en la proporción que las mercancías hayan permanecido en el país, conforme a la LISR.

 

Operativos

  • Las mercancías que se destinen a este régimen no estarán sujetas al cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias y normas oficiales mexicanas, excepto las expedidas en materia de sanidad animal y vegetal, salud pública, medio ambiente y seguridad nacional.

Inscripción inmediata en el padrón de importadores de sectores específicos, siempre que se presente la solicitud correspondiente.

  • Se podrá realizar el despacho de mercancías para su introducción al régimen de RFE, y la extracción del mismo, ante cualquier aduana, incluso en día y hora inhábil.
  • El plazo de permanencia de las mercancías será de 60 meses para mercancía en general y por la vigencia de la autorización para maquinaria y equipo.
  • Se permitirá el establecimiento de empresas IMMEX dentro de un RFE, y que sigan efectuando operaciones en el régimen de importación temporal para transformación.
  • Se podrá rectificar el origen de las mercancías dentro de los tres meses siguientes al despacho de las mismas, siempre que no se hayan ejercido facultades de comprobación.
  • Se podrá extraer del RFE mercancía nacional o nacionalizada para reincorporarse a mercado nacional sin que se considere que existe importación, siempre que no excedan los 60 meses y no sufra modificaciones.
  • Podrán efectuar operaciones en el esquema de despacho conjunto, cuando el RFE se ubique colindante con un recinto fiscal situado en la franja fronteriza del país.
  • Se puede regularizar mercancía destinada a este régimen que hubiera excedido sus plazos de legal estancia en el país, incluso cuando la autoridad se encuentre en ejercicio de facultades de comprobación.
  • Se puede regularizar mercancía excedente o no declarada que haya sido detectada por la autoridad.

 

Administrativos  (Para quien solicita habilitar un inmueble  como  RFE)

  • No se requiere superficie mínima para obtener autorización.
  • No se requiere presentar estudio que demuestre la viabilidad económica y financiera del proyecto de RFE, con opinión favorable emitida por BANOBRAS.
  • Se podrá obtener de manera automática, la prórroga de vigencia, previa solicitud.
  • Se elimina el requisito de presentar copias certificadas del acta constitutiva y sus modificaciones.
  • No se requiere presentar opinión positiva sobre el cumplimiento de obligaciones fiscales.
  • Se elimina el requisito de presentar copia simple del título de concesión de la Administración Portuaria Integral.
  • No se requiere presentar escrito en que la Dirección General de Fomento y Administración Portuaria Integral de la SCT, manifieste su visto bueno.
  • Se podrá proyectar la construcción del proyecto, por módulos