sábado, 24 octubre 2020
Logística

Los Centros Logísticos, eslabones fundamentales para la distribución

Los Centros Logísticos (CL´s) son territorios ubicados en nodos estratégicos, para el desarrollo de actividades relacionadas principalmente con el movimiento de mercancías, su almacenamiento, conservación, adecuación y consolidación. Son instalaciones que atienden a diversos modos de transporte de carga con un equipamiento básico de naves logísticas, cuyo arreglo (layout), obedece a las necesidades del movimiento de las distintas unidades vehiculares que concurren en él -también conocidas como medios de transporte-, con el propósito de concentrar geográficamente operaciones en procesos logísticos, permitiendo una gestión eficiente de flujos de mercancías.

Las prácticas logísticas más comunes que se desarrollan en estas instalaciones son las de “ruptura de tracción” (cambio de unidades tractoras), “ruptura de carga” (consolidación y desconsolidación) y “cross docking” (cruce de andén con o sin inventarios), así como “actividades de valor agregado” donde la mercancía puede sufrir adaptaciones, agrupamientos, etiquetados o bien procesos de finalización, actividades conocidas como “customización”.

En un sentido muy amplio, pueden administrar la concurrencia de distintos modos de transporte de carga, (aéreo, carretero, ferroviario y marítimo), con la presencia de al menos dos de ellos o bien la totalidad, como es el caso de algunos Interportos italianos. En su concepción primigenia, tienen el propósito de servir de nodos articuladores para la transferencia de mercancías de un modo a otro, utilizando principalmente carga contenerizada. Sin embargo, también pueden ser centros consolidadores de mercancías o bien distribuidores de embarques unitarios.

Cuentan con infraestructura de acceso para los modos de transporte que concurren en ellos e instalaciones especializadas para recibirlos, según sea el caso, como muelles, patios ferroviarios, hangares, estacionamientos, oficinas y servicios complementarios. Para las operaciones, disponen de áreas de transferencia modal, donde con ayuda de equipamiento mecanizado, realizan las maniobras de carga y descarga de unidades de transporte de arribo hacia las de salida, según sea el movimiento de que se trate.

Los CL´s son considerados puntos reguladores del tráfico de vehículos de carga donde se concentran y redistribuyen mercancías, articulando unidades de carga con orígenes diversos, generalmente de comercio internacional, cuyos embarques son organizados y sujetos a distintas lógicas que se reintegran en unidades de carga diferentes, pulverizándolos hacia una gran diversidad de destinos. Estas instalaciones permiten mejorar la productividad de los distintos modos y atienden a sus vocaciones de volumen, distancia, accesibilidad y costo, aportando valor a las cadenas de suministro mediante eficiencias y economías de escala. Son concebidos para captar importantes volúmenes de carga que justifiquen sus inversiones y promuevan su rentabilidad.

Siempre se desarrollan en ubicaciones contiguas a los distintos corredores de transporte de carga dentro de un territorio, especialmente en los portuarios y ferroviarios, con accesos y conectividad carretera y en otros casos, por las características y alta densidad económica de las mercancías transportadas, son localizados muy cercanos a los aeropuertos, posibilitando una adecuada complementariedad entre modos técnicos de transporte. Por su posición geográfica, por los modos que concurren en ellos, por su influencia sobre el territorio circundante (hinterland) y por su interrelación con otros Centros Logísticos, contribuyen al ordenamiento articulado del territorio y se clasifican en nodos marítimos, nodos ferroviarios, nodos fronterizos y nodos interiores, con diferentes caracterizaciones por su equipamiento, servicios, instalaciones y mercados objetivo.

Tipología de Centros Logísticos

Con base en la vocación de cada CL y su ubicación geográfica, así como los mercados que atiende, se pueden clasificar en:

  1. Zonas de Actividades Logísticas Portuarias (ZAL)
  2. Centros Integrados de Mercancías (CIM)
  3. Centros de Servicios de Transporte y Logística (CSTyL)
  4. Soportes Logísticos Corporativos (SLC)
  5. Plataformas Logísticas de Interfase Modal con Ferrocarril (Interpuerto)
  6. Centros Logísticos Aeroportuarios (CLA)
  7. Micro Plataformas Logísticas Urbanas. (MPLU)

Estas instalaciones especializadas tienen distintas características, funciones e interrelaciones con la infraestructura de conectividad y con los modos de transporte de carga que las utilizan.

  1. Zonas de Actividades Logísticas Portuarias (ZAL). Se ubican dentro de los recintos portuarios o en áreas próximas a ellos y tienen funciones de “Gateway” y “hub”, provistos de infraestructura intermodal relevante, (principalmente ferrocarril). Para que una instalación logística de este tipo pueda ser exitosa debe cumplir con ciertos requerimientos o condicionantes que permitan su adecuado desarrollo:
  • Su localización debe responder a un punto estratégico como “Gateway” (puerta de entrada o salida) y un “Hub” (punto concentrador de movimientos de mercancías).
  • Ser reconocido como un proyecto de desarrollo del comercio internacional, por las distintas autoridades, en coordinación con la administración portuaria y los agentes aduanales.
  • Contar con el soporte de empresas y Operadores Logísticos que sean líderes reconocidos en el mercado (navieras, intermodales o maniobristas portuarios, entre otros), que adopten el papel de empresas ancla para el proyecto.
  • Registrar la participación de compañías desarrolladoras inmobiliarias que pueden ser de carácter municipal o con capital mixto, de preferencia y tener el aval de instituciones financieras de carácter público, como banca de desarrollo y banca privada, orientadas al fomento de este tipo de infraestructuras, con esquemas crediticios flexibles.
  • Centros Integrados de Mercancías (CIM). Tienen la función de optimizar la operación del autotransporte, como una terminal externa al tejido urbano, localizándose hacia la periferia, pero con un eficiente acceso a la red de autopistas y vialidades primarias de una zona metropolitana. También puede desarrollarse en zonas fronterizas con acceso restringido al autotransporte entre países, a fin de efectuar el intercambio de equipos de arrastre que serán conducidos hacia los destinos finales, por los operadores acreditados en cada país. De forma análoga a las ZAL, debe tener soportes gubernamentales y la participación de líneas de autotransporte, así como operadores logísticos especializados, que organicen sus movimientos de acopio y distribución a partir de dichas instalaciones.
  • Centros de Servicios de Transporte y Logística (CSTyL). Están orientados a elevar la competitividad logística de un sector industrial específico, dando facilidades para el adecuado desempeño de Operadores Logísticos especializados. Su localización debe responder a una estrategia ligada con las cadenas de suministro, con funcionalidades de distribución física en un mercado meta relevante. Adicionalmente a la participación de la municipalidad correspondiente, resulta relevante que obtengan el concurso de cámaras y asociaciones del sector industrial de que se trate.
  • Soportes Logísticos Corporativos (SLC). Se caracterizan por contar con instalaciones enfocadas al almacenamiento y cruce de andén de mercancías, para el procesamiento de pedidos y operaciones de distribución física, establecidos por grandes empresas industriales o de distribución comercial, como cadenas de supermercados. Deben contar con una ubicación estratégica que les permita vincular los centros de producción con las áreas del mercado donde se realice la distribución física de productos, constituyendo centroides logísticos para el equilibrio entre orígenes y destinos. Es deseable la participación de operadores logísticos líderes y de desarrolladores inmobiliarios.
  • Plataformas Logísticas de Interfase Modal con ferrocarril (Interpuertos). Su función principal consiste en articular a los modos ferroviario y carretero, ya sea de manera regional, metropolitana y/o local para la desconsolidación de unidades de carga y para realizar interfases modales con carga contenerizada, a fin de servir a operadores de cadenas logísticas nacionales e internacionales entre redes troncales y alimentadoras. De manera similar a las anteriores instalaciones descritas, deben tener una localización estratégica en relación con las infraestructuras de conectividad y vialidades de acceso metropolitanas, contar con el impulso de las autoridades federales regulatorias y estar servidas por empresas ferroviarias. Es indispensable que puedan constituirse como Recintos Fiscalizados.
  • Centros Logísticos Aeroportuarios (CLA). Deben localizarse dentro de los límites de las instalaciones aeroportuarias con características de “Gateway” y “Hub”. Deben contar con el apoyo e impulso de las autoridades de todos los niveles, en coordinación con la administración del aeropuerto de que se trate. Resulta muy importante la participación de operadores logísticos líderes y de los agentes aduanales como empresas ancla de los proyectos. Es necesario que se constituyan como Recintos Fiscalizados, próximos a la Aduana o con una Ruta Fiscal.
  • Micro Plataformas Logísticas Urbanas (MPLU). Permiten realizar la distribución de productos terminados en una zona urbana con vialidades de acceso restringido ya sea por horarios o tamaño de vehículos. Su función es la de obtener un nivel logístico óptimo en flujos y tipos de carga, hacia el canal de distribución al que van dirigidas. Tradicionalmente operan bajo el sistema de jornadas, para efectuar suministros diarios hacia los puntos meta. Además de los aspectos de localización y fomento de entidades del gobierno local, debe tener la participación de un operador logístico y/o empresas ancla de productos de consumo masivo.

Escrito por Sergio García