martes, 29 septiembre 2020
Logística

Los nuevos retos para la seguridad de la cadena de suministro

La complejidad de un puzzle que involucra más ciento noventa fichas maleables, que generan entre ellas interconexiones complejas y un ecosistema de más trecientos acuerdos comerciales notificados a la Organización Mundial del Comercio (OMC), abre nuevas posibilidades en lo que respecta a la diversificación de los centros de producción y el intercambio de mejores prácticas comerciales y de investigación.

Aun así, esta complejidad de operaciones, a partir de los hechos sucedidos en septiembre de 2001 en Estados Unidos, sufrió una disrupción que permitió visualizar los riesgos a los que se exponen las cadenas de suministro internacional. Por esta situación, comenzaron a aparecen programas enfocados a gestionar la seguridad y gestión del riesgo sobre las cadenas de suministro, esto con el propósito de proteger las actividades comerciales y, en simultánea, funciona como una medida de facilitación del comercio, ofreciendo beneficios como el acceso a proceso de aduanas de una manera expedita a través de programas enfocados para esto.

Ahora bien, alcanzar este tipo de certificaciones requiere un conocimiento y esfuerzo de la compañía. Por lo tanto, no es una responsabilidad exclusiva del área de comercio exterior o logística; el alcance de algunos de sus requisitos aplicados también exige un trabajo importante de áreas como recursos humanos, avances constantes de tecnología de seguridad de las instalaciones físicas de la compañía, además de un esquema de gestión holística de evaluación de riesgos.

En el transcurso de las últimos los meses, la trascendencia de estos programas han reaccionado a las situaciones y los planes de continuidad de negocio han sido puesto a prueba, dejando ver que la capacidad de respuesta de estas y su adopción en una nueva realidad que se veía lejana.

Por consiguiente, algunas de las lecciones a aprender, citando solamente algunas, serían:

  • Los planes de contingencia y continuidad de negocio deben ir más allá del cumplimiento de requisitos y de simples manuales. En el escenario ideal estos deben ponerse a prueba constantemente, ajustándose al objetivo de responder en momentos de crisis.
  • Existe la necesidad de evaluar las matrices de riesgos existentes e identificar los efectos de una pandemia o riesgo biológicos, e identificar el efecto de estos en la organización. Para esto, deben contemplarse situaciones como las fluctuaciones en los inventarios de materias primas y bienes intermedios por cierre de operaciones de proveedores en exterior, posibles contagios de personal clave en la operación, entre otros.
  • Implementar medidas de seguridad de la información e identificar los riesgos asociados en materia de ciberseguridad.
  • Es momento de aprender y hacer uso de las tecnologías 4.0 a lo largo de nuestra cadena de suministro, a fin de generar una mejor trazabilidad e interoperabilidad con los diferentes actores de la cadena de suministro y las diferentes autoridades de control.

A manera de ejemplo, encontramos la tecnología Blockchain, la cual parte de un sistema de registro descentralizado que brinda un nivel de transparencia, inmutabilidad y alta seguridad y bajo la cual se trabajan nuevos proyectos tales como el proyecto en marcha de Cosco y Alibaba aplicado a su cadena de suministro, o el proyecto CADENA, con el cual se busca un fortalecimiento en el intercambio de información a las autoridades aduaneras, en el marco de un Acuerdo de Reconocimiento Mutuo (ARM); así, se puede compartir una única visión sobre los certificados OEA en tiempo real. Conoce más detalles de este proyecto aquí


Sebastián Galindo Cantor