Martes, 17 septiembre 2019
Logística

Los puertos de México de cara al 2019

Una de las mayores fortalezas de la logística mexicana, lo representa la infraestructura portuaria, que en nuestro país ha recibido un importante impulso desde hace varios sexenios. En efecto, la red portuaria mexicana que consta de 117 puertos y varias terminales, se ha caracterizado por mantener un crecimiento constante desde 2010, una vez superada la crisis iniciada en 2008. Si bien 4 puertos concentran el mayor porcentaje de movimientos de carga comercial, exceptuando al petróleo: Manzanillo, Veracruz, Lázaro Cárdenas y Altamira, existen otros puertos denominados emergentes, que empiezan a figurar entre los de mayor crecimiento.

Entre ellos se cuentan a Tuxpan, Ensenada, Mazatlán, Topolobampo y Progreso, los cuales muestran crecimientos importantes dentro de su propio volumen. En cuanto a los “nuevos” proyectos de ampliación o mejoramiento, se tienen a Manzanillo, Veracruz y Tuxpan, los cuales encabezan la lista y han modificado el entorno portuario nacional.

Manzanillo se significa por ser el puerto del país que maneja el mayor volumen de carga, encabeza los movimientos de contenedores y es uno de los que en el pasado, ha recibido las más fuertes inversiones. Entre ellas destacan las destinadas a dos libramientos carreteros, la ampliación a 4 carriles de la autopista Colima-Guadalajara, ampliación de su zona norte, el libramiento ferroviario sobre el vaso II de la Laguna de Cuyutlán, la construcción de una terminal de Almacenamiento y Regasificación (también en la laguna), un gasoducto de 310 km. Manzanillo (Cuyutlán)-El Salto, Jal., y la habilitación del vaso II de la Laguna como recinto portuario. Con ello ha mejorado también su acceso ferroviario y circuito interior, le ha ganado terreno al mar y ha agregado una terminal de contenedores a las existentes.

Por su parte Veracruz, ya muestra otra fisonomía de cara a cumplir en abril del año próximo, 500 años de su existencia desde que Hernán Cortés arribó con su expedición conquistadora en 1519. En ese sentido, se han realizado, la obra de conectividad ferroviaria hacia la zona denominada Santa Fe, se encuentra en proceso la construcción de la denominada escollera norte y se culmina el desarrollo la Zona de Actividades Portuarias (ZAL), en la confluencia entre el recinto portuario actual y su proyectada ampliación. Destaca  por sus avances y próxima puesta en operación -la cual se espera coincida con la conmemoración de los 500 años del puerto-, la nueva terminal de contenedores, inversión de la empresa china Hutchinson Port Holding (HPH), a fin de mudar sus operaciones de la terminal actual a ésta mucho más moderna y con una capacidad muy superior, que seguramente marcará un nuevo impulso al crecimiento de los volúmenes de contenedores operados por este puerto.

Finalmente Tuxpan, con la puesta en operación de su nueva terminal de contenedores, que le permitirá figurar entre los puertos importantes de México, tiene un futuro promisorio de cara a la expansión prevista del comercio exterior mexicano. El crecimiento de este puerto, se apoya también en la reciente conclusión de su nueva autopista que lo conecta con la Ciudad de México, reduciendo significativamente el tiempo de traslado de las mercancías desde y hasta la Zona Metropolitana del Valle de México, el nodo de consumo más importante del país.

Por otra parte, los resultados esperados para el cierre de 2018 en materia de movimiento de carga contenerizada a través de los puertos de México, muestran un crecimiento importante que los sitúa por encima de los 6 millones de TEU´s, cifra sin precedentes en nuestro país. A la cabeza de la estadística anual se encuentra Manzanillo, con una cifra muy cercana a los 3 millones de cajas anuales (+9%), seguido de Lázaro Cárdenas con 1 millón 200 mil TEU´s (+12%), Veracruz con 1 millón 100 mil (+5%), -lo cual significa que tiene un enorme potencial para situarse muy pronto en el 2º. Lugar nacional-, y Altamira con 750 mil, lo cual refleja en este caso, un crecimiento anual menor al 1%, comparado contra 2017.

En cuanto al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF 2019), con un monto de 6.9 mil millones de pesos destinados a los puertos, contempla recursos fiscales para 10 de las 16 Administraciones Portuarias Integrales (API) del país, donde destaca la asignación de 5.5 mil millones de pesos para avanzar en la ampliación de Veracruz. Le sigue Lázaro Cárdenas, con apenas 385 millones para la construcción, instalación y puesta en funcionamiento de sistemas fotovoltaicos para la generación de energía eléctrica; Altamira que obtendría casi 262 millones para subestaciones eléctricas y líneas de trasmisión; además de las obras de protección al litoral costero, en su primera etapa.

Mazatlán, con 192 millones destinados a la reparación de los rompeolas El Crestón y Chivos, así como en el Programa de Mantenimiento a Infraestructura Portuaria. El puerto de Manzanillo, por su parte, sólo desarrollaría el Proyecto Correctivo y Protección de Subestructuras de Muelles de la Banda C, para lo cual obtendría poco más de144 millones de pesos. Topolobampo, que le sigue con poco más de 142 millones continuará la Ampliación del Muelle de Graneles (Posición No. 3) en el recinto.

Coatzacoalcos tendría por su parte, 103.6 millones de pesos para realizar el dragado de mantenimiento correspondiente al próximo ejercicio,  Ensenada contaría con 83 millones para la ampliación del rompeolas del puerto en 400 metros y el mantenimiento y rehabilitación de la infraestructura portuaria de Ensenada y El Sauzal y, el puerto de Progreso con 23 millones de pesos, que se destinarían a dragado y obras complementarias.

Finalmente, con menores recursos fiscales, Puerto Chiapas obtendría 845 mil pesos para la rehabilitación de áreas dañadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017 en dicha API.

Es importante destacar que la continuidad de los proyectos portuarios y su impulso decisivo, dependerán de tres factores relevantes: la expansión del comercio exterior de México, las políticas públicas que se instrumenten desde la Coordinación General de Puertos -magníficamente encabezada por un conocedor de la industria- y el apoyo de la inversión privada, el cual ha sido uno de los mayores artífices del crecimiento portuario, desde la apertura del país a esta participación.

 

Análisis por Sergio García