lunes, 9 diciembre 2019
Consultoría

México pierde competitividad en comercio y transporte

México perdió competitividad mundial en la apertura comercial y la infraestructura de transporte, dos rubros de gran importancia para las operaciones en las aduanas.

Ambos indicadores forman parte del Índice de Competitividad Global 2019 (ICG 4.0), difundido por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Primeramente, en el campo de la infraestructura de transporte, México cayó de la posición 49 a la 54, comparando las últimas dos clasificaciones.

En la segunda vertiente, el WEF indicó que México se colocó en la posición 27 en apertura comercial; detalló que su puntaje descendió, aunque este subpilar no tiene comparación porque en la edición anterior no se englobó en todos sus componentes, los cuales en forma desagregada sí pueden equipararse.

Considerando todo el ranking de competitividad, México cayó dos posiciones, de la 46 a la 48. En esta clasificación, México mejoró su desempeño de puntaje en 0.3 puntos; sin embargo, su descenso obedeció a que otros países mejoraron a un ritmo más rápido.

“La incertidumbre y las tensiones comerciales derivadas de la política comercial internacional de los Estados Unidos constituyen un obstáculo que impide el desarrollo socioeconómico de México, reduciendo las expectativas de los líderes empresariales y, en consecuencia, su disposición a invertir”, dijo el reporte del WEF.

En el pilar de infraestructura de transporte, México descendió del lugar 7 al 22 en conectividad de carreteras; del 50 al 60 en densidad de vías de ferrocarril; del 70 al 80 en eficiencia de los servicios de transporte aéreo; del 60 al 63 en la eficiencia de los servicios portuarios, y del 47 al 49 en calidad de la infraestructura carretera.

Por el contrario, México escaló de la posición  de la 74 a la 58 en la eficiencia en los servicios ferroviarios y de la 36 a la 34 en conectividad marítima.

Finalmente, en conectividad aérea se mantuvo en la posición décimo quinta.

En general, México se beneficia de su estratégica situación geográfica en el continente americano y su extensa red de Tratados de Libre Comercio (13) que le otorgan acceso preferencial a los mercados de 50 países y a más de 1,000 millones de consumidores y favorecen el intercambio comercial, así como la utilización de México como destino de inversión para aprovechar las oportunidades que ofrece como plataforma exportadora hacia otros mercados.

En cuanto al rubro de apertura comercial, México registró resultados duales. Por una parte, mejoró posiciones en el mantenimiento de barreras no arancelarias (pasó de escaño 50 al 47) y en la eficiencia en el despacho de mercancías en la frontera  (escaló del lugar 54 al 50). Contrariamente, descendió del puesto 65 al 67 en aranceles al comercio y del 45 al 50 en complejidad de las tarifas arancelarias.

México es la decimoquinta economía del mundo y segunda en Iberoamérica (detrás de Brasil), con un PIB de 1 billón 223,359 millones de dólares en 2018.

Su caída en el Índice de Competitividad Global 2019 fue consecuencia de un desempeño mixto. Por un lado, ha logrado algunos avances en sus cuatro pilares de bajo puntaje: Instituciones (+0.6 puntos, 98º), Mercado laboral (+1.4, 96º), Habilidades (+0.4, 89º) y Adopción de TIC (+3.7, 74º).

Por otro lado, estas mejoras han sido insuficientes para compensar el desempeño general de México frente a otras economías más competitivas.

Por ejemplo, en términos de habilidades, el nivel educativo sigue siendo bajo (8.6 años en promedio, 84º) y los planes de estudio no están actualizados (habilidades digitales, 99º, y pensamiento crítico, 103º).

Del mismo modo, las mejoras a las instituciones se han concentrado en la eficiencia administrativa del sector público (+4.5 puntos, 59º), mientras que la seguridad (138º) y la transparencia (116º) siguen siendo problemáticas.

Además, hay algunas áreas donde el rendimiento disminuye. La inflación, por ejemplo, ha aumentado (5.5%, 111º), la esperanza de vida saludable ha disminuido en 0.9 años (60º), y la falta de mejoras en la infraestructura de transporte (-1.3, 51º).

En América Latina, Chile fue la economía más competitiva (se mantuvo en el lugar 33). Después de México, se ubicaron Uruguay (54), Colombia (57) y Costa Roca (62).

La clasificación estuvo liderada, en orden descendiente, por Singapur, Estados Unidos, Hong Kong, Países Bajos, Suiza, Japón, Alemania, Suecia, Reino Unido y Dinamarca.

Escrito por Roberto Morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *