jueves, 23 septiembre 2021
Consultoría

¿Qué ofrecen las Fintech a las empresas mexicanas?

Es innegable que el mercado fintech ha crecido significativamente en la última década. Cada vez existen más opciones para diferentes tipos de usuarios y para cada una de sus necesidades en materia financiera.

Por un lado, para el consumidor hay servicios que pueden englobar créditos personales, seguros, tarjetas de crédito, o asesoría en finanzas personales, entre otros.

Por el otro, para empresas que requieren de financiamiento (la principal área de oportunidad de una compañía para crecer o sobrevivir temporadas de incertidumbre económica) hay una plétora de soluciones financieras para la gestión de sus negocios, herramientas digitales para cobro de sus ventas, etcétera.

La dificultad ya no radica en la carencia de oferta: la evolución del sector fintech ha hecho posible contar con acceso a herramientas inteligentes y transparentes para casi cualquiera de las necesidades que tengamos como personas y como compañías.

El tema ahora es saber qué tipo de solución se puede adaptar a estas necesidades específicas que suelen surgir en las empresas, ya sea al momento de emprender, en su operación cotidiana, cuando deseen hacer una ampliación o modernización de equipos o plantas, así como ante eventualidades o imprevistos que les limitan la liquidez y, por consiguiente, las ponen en riesgo.

En cuanto a la oferta de opciones de empresas fintech en México, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) resaltó que existen tres categorías de Instituciones de Tecnología Financiera.

Dadas las características de sus servicios, dos de estas categorías ya son reguladas por la Ley Fintech de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En primer lugar, y dentro de las empresas reguladas por la CNBV se ubican los fondos de pago electrónico, loscuales también son conocidos como “wallets” o monederos electrónicos que sirven para hacer envío y recepción de pagos electrónicos. A su vez ofrecen cuentas y tarjetas de débito. Estos pueden ser de gran utilidad para empresas que venden en mostrador y requieren del cobro con tarjeta o incluso aquellas que operan con transacciones internacionales, pues varias de estas incluyen intercambios en divisas internacionales y hasta criptomonedas.

El Crowdfunding esotro grupo de compañías reguladas por la Ley Fintech. Son empresas de fondeo colectivo para ofrecer financiamientos a través de deuda, capital y copropiedad o regalías, para diferentes proyectos. Los financiamientos más comunes son para desarrollos inmobiliarios, empresas de diferentes giros o sectores y hasta para producciones cinematográficas y causas sociales.

Pero además de los ya mencionados, están también los modelos novedosos, que son instituciones de servicios financieros con modalidades distintas a las marcadas por la Ley Fintech y que por tanto no requieren de su regulación o que ya cuentan con un marco previo y que solo están siendo optimizados por la tecnología. Estas engloban:

  • Factoraje, con plataformas que permiten la contratación de esquemas de financiamiento basados en la compra de facturas para la obtención de capital de trabajo en el corto plazo. Pueden funcionar para exportaciones o ventas a nivel nacional. Estas fintech no deben solicitar colaterales o bienes en garantía, pues no implican adquisición de deuda, sino una transacción comercial. Suelen incluir seguros comerciales que evalúan clientes y perfiles de riesgo que evitan fraudes y riesgo de no pago.
  • Soluciones financieras para empresas. Se trata de softwares aplicados a la gestión empresarial y sistemas de contabilidad y facturación.
  • Finanzas personales y asesoría financiera. Sobre todo, son plataformas aplicadas a la asesoría de personas sobre proveedores de servicios financieros.
  • InsurTech, son plataformas a través de las cuales es posible cotizar y comparar opciones de seguros para diferentes tipos de coberturas, como autos, gastos médicos mayores, comerciales, entre otros.

En general una de las principales ventajas que ofrecen las fintech es que permiten tener un mayor control de ingresos y egresos, comodidad para realizar pagos/cobros y domiciliaciones en estos, contar con coberturas de seguros más accesible luego de haber comparado y elegido la mejor opción y justo esto, la posibilidad de comparar entre una amplia gama de posibilidades.

Cualquiera que sea la opción por la que te decidas, es importante que esta te muestre de forma clara y transparente los alcances y limitantes de sus servicios, conocer a la perfección sus comisiones netas y las condiciones para adquirir el financiamiento para saber si, efectivamente, representan una alternativa más segura, competitiva y eficiente.

Escrito por Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México

Sobre Drip Capital
Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip Capital es una empresa fintech especializada en financiamiento. A través de una plataforma tecnológica que simplifica el proceso de aprobar y financiar clientes, Drip Capital reduce los costos de financiamiento y minimiza los riesgos para las empresas que buscan vender sus productos de manera local e internacional. Drip Capital forma parte de la asociación global de empresas financieras Factors Chain International y del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, COMCE