sábado, 28 noviembre 2020
Consultoría

Retos financieros para las PyMEs en la crisis

A 7 meses del inicio de la cuarentena, te presentamos los grandes retos para la salud financiera de las PyMEs de México que exportan y cómo pueden enfrentarlos para mejorar su posición en el comercio exterior.

En marzo pasado, cuando se decretó la cuarentena en México, por la pandemia global del COVID-19, no estaba claro aún que esta podría ser una de las crisis económicas más severas en los últimos años. El Banco Mundial ya la ha catalogado como la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el costo al Producto Interno Bruto (PIB) será de 28 mil millones de dólares.

En este contexto y con 7 meses de crisis pandémica del Coronavirus, es evidente que las empresas mexicanas tienen ante sí un panorama complejo alrededor de sus finanzas. De hecho, la consultora internacional KPMG destacó que 59% tiene problemas de liquidez y 20% no podrá seguir operando después del confinamiento.

Para entender exactamente cuáles son esas complicaciones que están poniendo freno a las empresas que comercian sus mercancías en el país, así como en el extranjero, Drip Capital México define los 4 principales retos financieros que las PyMEs mexicanas están enfrentando durante la crisis del COVID-19 y cómo lidiar con ellos.

Aumentar ventas y cerrar nuevos clientes

El paro de actividades tuvo una cuota importante para los negocios y, ante los riesgos que persisten durante la reactivación, mantener el ritmo de las ventas no es una tarea sencilla. En esa línea, diversificar la cartera de clientes es tanto una solución, como un desafío en sí mismo.

Para lograrlo, las empresas necesitan recursos para atraer clientes en nuevos mercados nacionales y extranjeros. Algunas formas de hacerlo son:

  • Establece relaciones empresariales. Acércate a organismos de apoyo a PyMEs y otras redes de colaboración en la industria. Prioriza los lazos y asociaciones comerciales; la cooperación será crítica en estas circunstancias complejas.
  • Adquirir certificaciones. Por ejemplo, el sello Hecho en México, el cual sirve para hacer tu producto más atractivo a compradores internacionales y la oportunidad de tener un precio más competitivo.
  • Prepara tu marca. No dejes de lado las medidas para posicionar tu marca y destaca aspectos de valor que te hagan más competitivo y atractivo: no descuides la presentación, empaque e identidad; actualiza tu sitio web y mantén tus redes sociales activas.

Cubrir necesidades de capital de trabajo y liquidez

Mientras que la liquidez es un indicador que refleja la posibilidad de una empresa para disponer de efectivo ágilmente y solventar sus gastos inmediatos, el capital de trabajo da una mirada clara de tu eficiencia operativa, al ayudarte a saber si tus activos circulantes son mayores a tus pasivos circulantes.

Por eso, garantizar un buen acceso a capital de trabajo y tener un nivel de liquidez adecuado, en el marco de una crisis, es vital no solo para poder seguir operando, sino también para no caer en la insolvencia, es decir, perder la capacidad de cumplir con obligaciones de corto plazo, desde pago de deudas o proveedores, hasta cubrir la nómina.

¿Cómo lograrlo? Una primera medida es mantener una entrada estable de dinero a través de las ventas; aunque, como hemos mencionado, es la gran problemática de la crisis. Sin mencionar que las ganancias no excluyen a las empresas de tener problemas de solvencia o liquidez.

Para ello, el financiamiento es una buena práctica. Busca opciones de inyección de capital que no sumen a tu deuda y calcula bien el costo del financiamiento para saber qué tan preparado estás para cubrir cuotas o intereses.

Acceso a financiamiento y capital de trabajo

Si bien el financiamiento es un aliado en estos tiempos complejos, datos del Banco de México denotan otro obstáculo: las empresas reportan condiciones menos favorables en el acceso a crédito, por lo que han tenido menos demanda; a la par, los bancos se han vuelto más estrictos en sus requisitos.

Que los créditos bancarios estén limitados no significa que el financiamiento haya dejado de ser una opción para las PyMEs.

Esto se debe especialmente porque el sector fintech se ha fortalecido a través de sus soluciones a la medida de las PyMEs. Tan solo Drip Capital ha reportado un aumento de 50% en solicitudes y la cifra total de financiamiento se ha elevado en 200% en el último cuarto.

Retrasos en pago y cuentas sin cobrar

Los problemas de liquidez implican un problema en tu operación y, a su vez, un retraso en los pagos de facturas de ventas por parte de tus clientes, especialmente porque las ventas entre empresas suelen ser a través de pagos a plazos.

En ese sentido, la aseguradora Atradius, la cual colabora con Drip Capital en su proceso de aseguramiento crediticio, revela que el porcentaje de facturas que no se pagan a tiempo se elevó a 15% del valor total de las ventas en este año y los retrasos en los pagos llegó a un alza de 47%.

Los esquemas de financiamiento vuelven a surgir como una alternativa, pues las opciones de descuentos de facturas son también una medida para proteger las ventas: al requerir una verificación y aprobación de clientes, además de ofrecer seguros de crédito comercial a costos asequibles, las PyMEs pueden reducir los riesgos de no pago y adelantar los cobros de sus ventas a plazo.


Sobre Drip Capital
Fundada en 2015, en Palo Alto, California, Drip Capital es una empresa fintech especializada en financiamiento de empresas. A través de una plataforma tecnológica que simplifica el proceso de aprobar y financiar clientes, Drip Capital reduce los costos de financiamiento y minimiza los riesgos para las empresas que buscan vender sus productos de manera local e internacional. Drip Capital forma parte de la asociación global de empresas financieras Factors Chain International y del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, COMCE.